Health Department: 10 Measles Cases Confirmed in Texas


The Texas Department of State Health Services is now reporting 10 measles cases in the state in 2019, one more than Texas saw all of last year. The 10th case is in an adult traveler visiting Guadalupe County from the Philippines, where there is an ongoing measles outbreak. DSHS is reminding people what they can do to prevent the disease from spreading.


Measles is a highly contagious respiratory illness transmitted when an infected person coughs or sneezes virus particles into the air. It’s so contagious that if one person is sick and spreading measles, nine out of 10 people around them who aren’t immune will get it, too. The illness usually starts a week or two after someone is exposed to the virus with symptoms like a high fever, cough, runny nose and red, watery eyes. A few days later, the telltale rash breaks out as flat, red spots on the face and then spreads down the neck and trunk to the rest of the body. A person is contagious about four days before the rash appears to four days after. People with measles should stay home from work or school during that period.

The best way to prevent getting sick is to be immunized with two doses of the measles vaccine. DSHS and the Centers for Disease Control and Prevention recommend children receive one dose at 12 to 15 months of age and another at 4 to 6 years. Children too young to be vaccinated or who have only had one dose of vaccine are more likely to get infected and more likely to have severe complications if they do get sick, so immunization is especially important for adults and older children who are around infants and toddlers. Parents of children who have not been immunized, because they’re too young or for any other reason, may want to discuss options for protecting their child with their health care provider.


People can also limit the spread of measles and other illnesses by washing their hands or using hand sanitizer frequently, covering coughs and sneezes with a tissue or shirt sleeve, disinfecting hard surfaces, and not sharing food, drinks or utensils with people who are sick.


Anyone with measles symptoms who thinks they may have been exposed to the virus should contact their health care provider before going to the doctor’s office. That will let office staff take actions to keep vulnerable patients from being exposed.


DSHS has issued a health alert reminding health care providers to consider measles in diagnoses and immediately report suspected cases to public health. The alert also provides advice to providers about limiting the spread of measles in a health care setting and options for preventing illness for susceptible people who have been exposed.


Texas reported nine cases of measles in 2018 and one in 2017. DSHS will continue to update case counts for the current year on its news updates page. Additional background on measles is available at https://www.dshs.texas.gov/idcu/disease/measles/.







Departamento de Salud: 10 casos de sarampión confirmados en Texas


El Departamento de Servicios de Salud del Estado de Texas ahora está reportando 10 casos de sarampión en el estado en 2019, uno más de lo que Texas vio todo el año pasado. El décimo caso se encuentra en un viajero adulto que visita el Condado de Guadalupe desde Filipinas, donde hay un brote de sarampión en curso. El DSHS está recordando a las personas qué pueden hacer para evitar que la enfermedad se propague.


El sarampión es una enfermedad respiratoria altamente contagiosa que se transmite cuando una persona infectada tose o estornuda partículas de virus en el aire. Es tan contagioso que si una persona está enferma y contagia el sarampión, nueve de cada 10 personas que la rodean y que no son inmunes también lo contendrán. La enfermedad generalmente comienza una o dos semanas después de que alguien se expone al virus con síntomas como fiebre alta, tos, secreción nasal y ojos rojos y llorosos. Unos días después, la erupción reveladora se manifiesta como manchas planas y rojas en la cara que luego se extienden por el cuello y el tronco hasta el resto del cuerpo. Una persona es contagiosa unos cuatro días antes de que aparezca la erupción a cuatro días después. Las personas con sarampión deben quedarse en casa y no ir al trabajo ni a la escuela durante ese período.

La mejor manera de evitar enfermarse es vacunarse con dos dosis de la vacuna contra el sarampión. El DSHS y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades recomiendan que los niños reciban una dosis a los 12 a 15 meses de edad y otra a los 4 a 6 años. Los niños que son demasiado pequeños para vacunarse o que solo han recibido una dosis de la vacuna tienen más probabilidades de infectarse y más probabilidades de tener complicaciones graves si se enferman, por lo que la inmunización es especialmente importante para adultos y niños mayores que están cerca de bebés y niños pequeños. . Los padres de niños que no han sido vacunados, porque son demasiado pequeños o por cualquier otra razón, pueden querer discutir las opciones para proteger a su hijo con su proveedor de atención médica.


Las personas también pueden limitar la propagación del sarampión y otras enfermedades si se lavan las manos o usan desinfectantes de manos con frecuencia, cubren la tos y los estornudos con un pañuelo o una camisa, desinfectan las superficies duras y no comparten alimentos, bebidas o utensilios con personas enfermas.


Cualquier persona con síntomas de sarampión que piense que puede haber estado expuesta al virus debe comunicarse con su proveedor de atención médica antes de ir al consultorio del médico. Eso permitirá que el personal de la oficina tome medidas para evitar la exposición de pacientes vulnerables.


El DSHS ha emitido una alerta médica que le recuerda a los proveedores de atención médica que deben considerar el sarampión en los diagnósticos e informar inmediatamente los casos sospechosos a la salud pública. La alerta también brinda asesoramiento a los proveedores sobre la limitación de la propagación del sarampión en un entorno de atención médica y las opciones para prevenir enfermedades para las personas susceptibles que han estado expuestas.


Texas informó nueve casos de sarampión en 2018 y uno en 2017. DSHS continuará actualizando los recuentos de casos del año en curso en su página de actualizaciones de noticias. Puede encontrar más información sobre el sarampión en https://www.dshs.texas.gov/idcu/disease/measles/.

Powered by Smart Ad

smartadtrans.png

© 2020 by Eagle Pass News Leader.

  • Facebook Social Icon