HEALTH: Understanding Maternal Mortality and Morbidity in Texas

Task force review finds most pregnancy-related deaths are preventable

Texas - A new report provides more information on the causes of maternal deaths and severe pregnancy complications in Texas and the factors that put mothers at risk. The joint report brings together the results of in-depth case reviews by the Texas Maternal Mortality and Morbidity Task Force and a broader analysis of maternal death data by the Texas Department of State Health Services to present the state’s most complete picture of maternal mortality and morbidity to date.


The task force recently completed its first full year of case reviews by studying medical, autopsy and other confidential records for 89 maternal deaths that occurred in 2012. The reviews found that four out of five pregnancy-related deaths in 2012 would have had at least some chance of being prevented with the proper intervention. The task force also found that black women were 50 percent more likely to suffer a pregnancy-related death than women as a whole and more than twice as likely to die from pregnancy-related causes than white women.


The DSHS data analysis of maternal deaths from 2012 to 2015 shows that women with chronic health conditions like obesity, diabetes and high blood pressure had an increased risk of maternal death; for example, women with high blood pressure were two-and-a-half times as likely to die during or after pregnancy than women without high blood pressure. Hemorrhage and heart issues were the most common causes of death in the first seven days after pregnancy, and drug overdose was the most common cause of maternal death within a year.


“The report provides us with more evidence to guide our activities to address maternal mortality and morbidity in Texas,” said DSHS Commissioner Dr. John Hellerstedt. “It shows where interventions like TexasAIM can have the greatest impact.”


TexasAIM, launched earlier this year, is a partnership with more than 180 hospitals to implement maternal safety bundles, sets of practices that help hospital staff prevent and respond to pregnancy complications. Hospitals are first implementing the bundle on maternal hemorrhage, and future bundles will address opioid use and high blood pressure.


“These findings illustrate the important need to change the way obstetric care providers and our patients look at the postpartum period,” said task force chair Dr. Lisa Hollier. “Women can benefit from a better understanding of potential complications and access to their care providers for services and supports tailored to a woman’s individual needs.”


Task force recommendations to address maternal mortality and morbidity include improving how providers screen women for maternal risk factors, better educating new mothers on risks after delivery, addressing racial disparities, and launching a public awareness effort to improve the overall health of mothers and babies.


Through the state budget process, DSHS is requesting an additional $7 million over the next two-year budget cycle to develop new risk assessment tools and train providers how to use them, increase public and provider awareness of maternal health risks, and further expand TexasAIM.


The full report is available at http://www.dshs.texas.gov/Legislative/Reports-2018.aspx.




SALUD: comprensión de la mortalidad y morbilidad materna en Texas


Texas: un nuevo informe proporciona más información sobre las causas de las muertes maternas y las complicaciones graves del embarazo en Texas y los factores que ponen a las madres en riesgo. El informe conjunto reúne los resultados de las revisiones exhaustivas de casos del Grupo de trabajo de mortalidad y morbilidad maternas de Texas y un análisis más amplio de los datos de muertes maternas del Departamento de Servicios de Salud del Estado de Texas para presentar el panorama más completo del estado de mortalidad y morbilidad materna hasta la fecha.


El grupo de trabajo completó recientemente su primer año completo de revisiones de casos estudiando registros médicos, de autopsias y otros registros confidenciales de 89 muertes maternas que ocurrieron en 2012. Las revisiones encontraron que cuatro de cada cinco muertes relacionadas con el embarazo en 2012 habrían tenido al menos alguna posibilidad de ser prevenida con la intervención adecuada. El grupo de trabajo también descubrió que las mujeres negras tenían un 50 por ciento más de probabilidades de sufrir una muerte relacionada con el embarazo que las mujeres en general y más del doble de probabilidades de morir por causas relacionadas con el embarazo que las mujeres blancas.


El análisis de los datos del DSHS sobre las muertes maternas entre 2012 y 2015 muestra que las mujeres con enfermedades crónicas como la obesidad, la diabetes y la hipertensión arterial tienen un mayor riesgo de muerte materna; por ejemplo, las mujeres con presión arterial alta tenían dos veces y media más probabilidades de morir durante o después del embarazo que las mujeres sin presión arterial alta. La hemorragia y los problemas cardíacos fueron las causas más frecuentes de muerte en los primeros siete días después del embarazo, y la sobredosis de drogas fue la causa más común de muerte materna en un año.


"El informe nos proporciona más evidencia para guiar nuestras actividades para abordar la mortalidad y la morbilidad materna en Texas", dijo el Comisionado del DSHS, Dr. John Hellerstedt. "Muestra dónde las intervenciones como TexasAIM pueden tener el mayor impacto".


TexasAIM, lanzado a principios de este año, es una asociación con más de 180 hospitales para implementar paquetes de seguridad materna, conjuntos de prácticas que ayudan al personal del hospital a prevenir y responder a las complicaciones del embarazo. Los hospitales están implementando por primera vez el paquete de hemorragia materna, y los paquetes futuros abordarán el uso de opiáceos y la presión arterial alta.


"Estos hallazgos ilustran la importante necesidad de cambiar la forma en que los proveedores de atención obstétrica y nuestros pacientes observan el período de posparto", dijo la presidenta del equipo de trabajo, la Dra. Lisa Hollier. "Las mujeres pueden beneficiarse de una mejor comprensión de las complicaciones potenciales y el acceso a sus proveedores de atención para los servicios y apoyos adaptados a las necesidades individuales de una mujer".


Las recomendaciones del grupo de trabajo para abordar la mortalidad y morbilidad maternas incluyen mejorar la forma en que los proveedores evalúan a las mujeres por factores de riesgo maternos, educar mejor a las madres sobre los riesgos después del parto, abordar las disparidades raciales y lanzar un esfuerzo de conciencia pública para mejorar la salud general de las madres y los bebés.


A través del proceso presupuestario estatal, DSHS solicita $ 7 millones adicionales durante el próximo ciclo presupuestario de dos años para desarrollar nuevas herramientas de evaluación de riesgos y capacitar a los proveedores sobre cómo usarlas, aumentar la conciencia pública y del proveedor sobre los riesgos para la salud materna y expandir TexasAIM.

Powered by Smart Ad

smartadtrans.png
  • Facebook Social Icon

© 2020 by Eagle Pass News Leader.